Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘fases emprendedoras’

(50)

¿Somos emprendedores? ¿Qué es lo que me impide ser emprendedor?

Me gustaría aportar mi opinión sobre la definición de qué es ser un emprendedor. Creo que un concepto es ser emprendedor y otro muy distinto el vivir de una actividad empresarial.

A lo largo de los años, he conocido a mucha gente que se denomina emprendedora a si misma y es una palabra que se utiliza en muchos ámbitos de la vida, quizás con demasiada frecuencia, no sólo en el ámbito profesional sino también en el personal, social etc.

En mi opinión, he conocido a muy poca gente que sea realmente emprendedora. Me gustaría diferenciar entre ser un buen “hombre o mujer de negocios/profesional” y ser un emprendedor ya que para mi son conceptos diferentes. Me explico.

Para mi un emprendedor/a es una persona con una imaginación tremendamente desarrollada. Imaginación para tener siempre una respuesta ante cualquier situación que pueda acontecer. Se podría decir que ningún problema queda sin solución o representa un obstáculo para una persona emprendedora, quizás esa sea otra característica que me viene a la cabeza. Son personas creativas en forma de pensar , y siempre están activos o en otras palabras buscando métodos alternativos o nuevos de hacer las cosas. Al final considero que estas características son realmente llamativas ya que el mundo empresarial o de los negocios habitualmente sigue ciertos parámetros tradicionales y a veces inflexibles mientras que los emprendedores, son personas que constantemente evitan lo ordinario y las normas  “pre-establecidas”, ahí es donde reside su éxito.

También aquellos emprendedores que me he encontrado, tenían una habilidad innata a la hora de desarrollar ideas de la nada hasta ponerlas en las manos de los clientes. Hay mucha gente que tiene buenas ideas, pero pocas personas con la habilidad suficiente para llevarlas a cabo hasta el final. Un emprendedor si que es capaz habitualmente de completar el ciclo en su totalidad, desde la idea hasta el proceso final que normalmente es la venta y el servicio post-venta, con una rapidez muy poco habitual. Quizás esta sea una de las razones por las que los emprendedores habitualmente prefieren trabajar solos, trabajan a otra velocidad.

Los emprendedores se caracterizan también por su habilidad a la hora de valorar los riesgos de un proyecto, o identificar puntos débiles o de riesgo . También es habitual ver emprendedores asociándose a otros profesionales que ellos consideran mejor cualificados y que puedan complementar sus proyectos, minimizando de esta forma riesgos específicos que el emprendedor previamente ha detectado.

Pero lo que más puede sorprender de un emprendedor, es que cuando las cosas van mal siempre tiene un plan B alternativo en la manga y pensado desde hace tiempo. Por este y por muchos motivos, son profesionales de un valor incalculable.

Para resumir, quizás una personalidad emprendedora supone un espíritu más afín al riesgo , más atrevido, y menos asociado a métodos tradicionales de actuar y de hacer las cosas.

Sin duda cuando pienso en el concepto de emprendedor, me acuerdo de personas como Emilio Marquez Espino (fundador entre otras muchas iniciativas empresariales de Networking Activo y el conglomerado Marqueze), al que tuve la fortuna de conocer en su día y uno de los grandes emprendedores de negocios asociados a las nuevas tecnologías de este país.

Las dificultades que afrontamos antes de ser emprendedores y la complejidad que supone crear nuestro propio negocio.

Ignorando por el momento puntos de vista mayormente prácticos y enfoques relacionados con temas de circunstancias personales de cada uno, por ejemplo la familia, las responsabilidades, el tiempo disponible, el acceso a financiación etc que considero todos argumentos válidos, me gustaría enfocar este tema en tres apartados que considero importantes:

a) Nuestra motivación para ser emprendedores

Me gustaría plantear el argumento de si realmente “está dentro de nosotros” el ser emprendedores, me explico ¿Es ser emprendedores algo que realmente deseamos? ¿Algo que nos apasiona? Esta para mi es la característica diferencial al realizar cualquier actividad, no sólo la de iniciar nuestro propio negocio. El tener una motivación interna (a diferencia de motivación externa como puede ser por ejemplo el dinero, un estatus social etc) para ser exactamente eso emprendedores es lo que al final marca la diferencia. Al final, las personas motivadas internamente son las que añaden ese “extra” necesario y esa capacidad de sacrificio, de determinación y de esfuerzo para conseguir realizar un sueño y transformarlo en realidad. No creo que sea algo con lo que se nace, más bien es algo que se desarrolla y que se tiene o no se tiene. A las personas les motivan diferentes cosas, hay personas motivadas por el reconocimiento, otras por el dinero, otras por la necesidad de encontrar una salida profesional y deciden iniciar su propio negocio y un largo etc.

En este caso, pienso que es absolutamente necesario el tener ese deseo interno, esas ganas genuinas, esa ilusión personal de convertirse en un emprendedor.

b) Capacidad Emprendedora

En algún que otro comentario he mencionado algunas de las características o habilidades personales necesarias para ser un emprendedor, lo mismo que algunas personas destacan en ciertas actividades que requieren otro tipo de habilidades, no todo el mundo tiene la capacidad y la actitud necesaria para ser emprendedor. Muchos estudios entre emprendedores a lo largo de los años han mencionado algunas características como:

- Perseverancia, deseo y ganas de tomar la iniciativa, ser competitivo, ser independiente y tener recursos personales/soluciones a la hora de afrontar situaciones y problemas, tener la necesidad personal de “conseguir” las cosas / objetivos trazados, un alto grado de confianza y auto estima personal y estar en buena disposición física.

c) Preparación empresarial adecuada

Aun teniendo apartados a y b es imprescindible tener la preparación y la formación correctas para ser emprendedor, unos estudios adecuados junto a la capacidad de llevar a cabo horas de investigación representarían ejemplos de lo que se necesita para poder aspirar a ser un emprendedor con cierto grado de garantías – Aun sabiendo que siempre necesitaremos esa pizca de suerte esas condiciones favorables que siempre hacen falta, para sacar un proyecto adelante en el mundo de los negocios.

Creo que es imprescindible desde el punto de vista de la formación tener conocimiento de las áreas de negocio / industriales de nuestro sector en concreto, tener desarrolladas destrezas organizativas y de administración del negocio (management financiero y de recursos humanos), habilidades en el área de Marketing así como dominar la relación con el cliente, el apartado de ventas y contactos profesionales. Asi mismo, considero esencial disfrutar de una visión completa del negocio y del sector.

En referencia a este tema me quedo con una idea principal:

Son necesarias tanto la planificación como la preparación hasta el más mínimo detalle.

(64)

Las empresas de tu entorno ¿son emprendedoras o no?

Una empresa con filosofía emprendedora, basa toda su actividad empresarial en identificar las oportunidades que se presentan en el mercado o en su entorno y transformarlas en valor para la organización. Una vez identificada una oportunidad se pasaría a “definir el entorno de la oportunidad” que consiste en desarrollar el potencial necesario para proporcionar un valor al cliente. Otro aspecto que distingue a empresas emprendedoras, es la habilidad de encontrar o identificar otras oportunidades al mismo tiempo que se está gestionando la oportunidad inicial en el mercado o proporcionando un valor al cliente. Esto se realizaría por varios motivos, pero el principal es que las oportunidades que presenta el entorno, tienen un ciclo limitado y una “fecha de caducidad” y por lo tanto es indispensable la regeneración y la búsqueda continua de otras oportunidades que “garanticen” la presencia en el mercado a medio y largo plazo y que valgan la pena (en cuanto a su valor) tanto para la empresa como para los clientes. El objetivo de una empresa de carácter emprendedor, seria la de implantar dicha iniciativa emprendedora en toda la organización y a todos los niveles con el paso del tiempo, de forma que todos sus miembros no sólo trabajen de cara a gestionar una oportunidad sino con la intención de detectar tantas oportunidades como sean posibles, creando continuamente posibilidades o alternativas nuevas de negocio.

Existen muchos motivos por los cuales una empresa emprendedora puede no completar el proceso emprendedor en su totalidad, se pueden clasificar en 5 grupos diferentes pero con la característica común de que la clave siempre acaba residiendo en el propio emprendedor que inició la actividad empresarial:

a) Aquellos emprendedores que no certifican de forma efectiva o satisfactoria la oportunidad que visionan debido a múltiples factores como falta de tiempo, falta de capacidad de sacrificio, el no poder contar con los recursos necesarios para gestionar la oportunidad, el no encontrar valor suficiente en la oportunidad en si bien sea para la empresa o para el cliente.

b) Los emprendedores que llegan a certificar una primera oportunidad y se mantienen en el mercado con una sola oportunidad o con ligeras modificaciones de esa oportunidad pero que son incapaces de detectar o implementar una segunda gran oportunidad bien sea por falta de compromiso, o por que no están dispuestos a establecer un modelo continuo de búsqueda de oportunidades o de innovación.

c) Aquellos emprendedores que no dieron paso a que otras personas se involucraran en el proceso de innovación o emprendedora de la empresa, llegando a ser la empresa totalmente dependiente de las iniciativas emprendedoras de una sola persona exclusivamente: el fundador o fundadora.

d) Aquellas empresas en las que los fundadores completaron el ciclo emprendedor y formaron en áreas sugeridas por ellos mismos a otras personas, para que continuaran con la actividad empresarial de forma emprendedora, pero una vez que los fundadores o emprendedores iniciales marcharon o se dedicaron a otras actividades la empresa dejo de emprender aunque continuara en el mercado durante un tiempo.

e) Los emprendedores que consiguieron encontrar múltiples oportunidades, formar a otros profesionales dentro de la empresa e implantar procesos emprendedores dentro de la organización, estableciendo un sistema de auto-regeneración de oportunidades de negocio y una cultura emprendedora.

De acuerdo a mi experiencia, los casos más comunes a la hora de explicar por qué una empresa no termina el ciclo emprendedor o no se auto-regenera en cuanto a la captura de oportunidades se refiere, pertenecen a la categoría a y b. En muchos casos, sobre todo en los mercados que conozco y en los que he trabajado, por ejemplo el sector de las nuevas tecnologías, la falta de recursos es evidente, tan evidente como el flujo masivo de beneficios a corto plazo y con ello la tentación de “coger el dinero y marchar”.

Muchas de estas empresas no valoran de antemano la inversión real que supone una iniciativa emprendedora continuada, viven de una única oportunidad y mueren cuando esta caduca. En otros muchos casos, los emprendedores son personas cuya única intención es hacerse con una suma razonable de dinero, no piensan en regeneración o re-inversión de recursos o en formación de otras personas para continuar el proyecto.

Otras personas establecen su propia empresa no por vocación o por detección de oportunidades si no por no tener otra cosa que hacer en la vida. De hecho en mi región de residencia, el País Vasco existen muchas empresas que viven exclusivamente de subvenciones provenientes de la Comunidad Europea o del Gobierno Vasco, son “empresarios” que viven de dinero público lejos de actividades emprendedoras. Estas empresas incluso pueden superar una actividad empresarial de 5 años viviendo de dinero público.

Por otra parte, para mi uno de los aspectos más complicados a la hora de establecer el modelo emprendedor de empresa es el cambio de mentalidad que supone contar con empleados enfocados al desarrollo personal y a la libre gestión del conocimiento, a la innovación continua y a la detección de valor en el mercado además de proporcionar un valor a los clientes. Muchas veces en el entorno profesional en el que trabajo me he planteado las siguientes cuestiones:

1- ¿Es esta la actitud general de los líderes en nuestras empresas?
2- ¿Conocéis a muchas personas que tengan estas características y este enfoque en su trabajo diario? Que opten por este “estilo de vida” y forma de trabajar que suponen la superación diaria, el hambre de progreso personal, la mejora continua etc..?
3- ¿Existe mucha gente en las empresas con la actitud de simplemente terminar su jornada laboral y recoger la nómina a final de mes con las menos complicaciones posibles?

Para mi insisto, el tema del cambio de mentalidad siempre ha sido uno de los obstáculos principales a la hora de implementar una filosofía emprendedora.

Como ejemplo de empresa Emprendedora – Google

Ya tuve a Google como partners durante dos años (principalmente en los negocios de SEO – Search Engine Optimization y Publicidad Web y móvil), y siendo una empresa que conozco bien sobre todo a varios de sus empleados, mencionaré a Google (la división en España) como empresa a destacar.

Google se caracteriza principalmente por su éxito y por su talante innovador. De hecho, a día de hoy creo que sólo se me ocurre una empresa que pueda presentar las mismas credenciales de éxito e innovación: Microsoft. Como todos sabéis Google es una empresa de IT (Information Technology) pero es muchas cosas a la vez, para mi Google es todo y de alguna forma todos somos Google.

A nivel de innovación Google no sólo se caracteriza por haber sido capaz de establecer una impresionante y tremendamente productiva idea de negocio basada en publicidad, sino que a nivel interno y de gestión es un ejemplo de innovación para todos.

Procesos Innovadores (Principal elemento de diferenciación)

- Cultura de crecimiento de valor y capacidad a largo plazo
- Increíble atención a todos los detalles y capacidad creativa, de hecho muchas personas que han estado en contacto con Google lo califican como un caos organizativo.
- La habilidad para desarrollar productos de forma acelerada, siendo perfectamente conscientes de que los ciclos de vida de los productos tienen fecha de caducidad.
- Extraordinario apoyo a partners y a distribuidores tanto económico como en proyectos, de forma que no dudan en contar contigo si consideran ventajosa el incorporar tus aplicaciones a su infraestructura. Esto crea una relación de lealtad empresarial novedosa.
- Han creado un sistema de investigación de mercado y de estudio de los clientes gratuito – cada vez que vas a Google, Google recoge tu información, información de tus hábitos, de tus necesidades etc etc. Toda la información de proveedores, clientes finales, partners en cuanto usas el servicio está en Google y ellos disponen de esa información en tiempo real.
- Lo que más me llamó la atención son las propias tareas de los trabajadores de Google, que tienen incorporado como parte de sus obligaciones de trabajo, en torno a un 30% de tareas relacionadas con la innovación, mejorar sus trabajos, sus productos, sus procedimientos individualmente – Una gozada.

La Necesidad

- Google es practicamente indespensable hoy en día a través de todos los mercados de consumo, ya sea segmentación demográfica, socio económica, geográfica, psicológica, de hábitos de consumo, de factores de percepción, de lealtad a marcas concretas etc todo el mundo utiliza Google o un servicio de Google. A día de hoy, ¿Quién no utiliza el buscador? o ¿Picasa para fotos? o ¿YouTube para videos? o ¿Google Earth para fotos satélite? o ¿Google Analytics para analizar tráfico de webs? Google a día de hoy cubre muchos de nuestros hábitos o necesidades personales y si pensamos que no lo hacen, lo bueno es que lo harán pronto de eso estoy seguro.

Read Full Post »

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 53 seguidores

%d personas les gusta esto: